Noviembre

Ya casi hace un año. Noviembre colea y el frio ha llegado a París casi por sorpresa. Sábado, no llueve y la ciudad bulle de gente. Las nubes de turistas han dado paso a huestes de parisinos deseosos de disfrutar de la ciudad y comenzar las compras de navidad. El ritmo acelerado de la vida de la ciudad me abstrae de mi vida tranquila. Vivo esperando mis viajes a casa. Aquí, trabajo, leo y te echo de menos. Paseo por la Rue de Vaugirard hacia el jardín de Luxemburgo buscando capturar con mi cámara los últimos momentos del otoño moribundo. Casi no me da tiempo a llegar y a las cinco de la tarde me echan del jardín y me encuentro descendiendo el Voulevard Saint-Michel. Como siempre sucumbo a la tentación en Gilbert-Jeune. Cinq semaines en ballon, Jules Verne. Aunque ya lo he leído en castellano, el libro me llama desde la estantería nada más verlo. Le muestro mi mejor sonrisa a la cajera y me voy feliz pensando en que voy a tener una verdadera navidad de cuento. Cinco semanas. Dentro de cinco semanas volveré a estar contigo en casa. Esta vez para siempre.

Escrito el 28/11/2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: